¡Este delicioso postre trópical es muy fácil de hornear y no requiere relleno ni rodadura!

Ingredientes:

1 lata de pasta de Guayaba de Conchita.
3/4 taza de manteca vegetal
1/2 barra de mantequilla salada
2 tazas de harina para todo uso
1 taza de azúcar
4 huevos
3 cucharaditas de poder para hornear
1 cucharadita de sal
4 cucharadas de sidra de manzana sin filtrar
1 cucharada de extracto de vainilla

Instrucciones:

Precalentar el horno a 350º F.

Derrite la manteca vegetal y la mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio. Bate los huevos con el azúcar en un tazón grande.

Combina los ingredientes restantes excepto la sidra de manzana y la pasta de guayaba.
Agrega la manteca y la mantequilla, luego agrega la sidra de manzana y mezcla hasta que todo esté bien mezclado.

Coloca la mitad de la masa en un molde para hornear de 9×12 pulgadas, acariciando y formando la corteza del fondo.

Corta la pasta de guayaba Conchita en 1/4 en rodajas. Cubre la corteza inferior con ella y coloque la masa restante encima de la pasta de guayaba, colocándola de manera uniforme para dar forma a la corteza superior.

Hornea durante 40 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Deja enfriar a temperatura ambiente.